¿Ha desaparecido la lealtad de los empleados hacia las compañías?  Por primera vez en la historia nos encontramos con una generación de trabajadores que tienen en sus manos más poder que en toda su historia. El asentamiento de los millennials en el panorama empresarial, el auge de las startups etc., ha supuesto un cambio radical en las reglas del juego. Y ahora, el social recruiting es fundamental.

Bajo estas condiciones, la guerra por la captación de candidatos se ha vuelto muy competitiva, por lo que las empresas tienen que ser mejores y más rápidas si quieren atraer a posibles trabajadores. En los últimos años se ha disparado la creación de estrategias de employer branding con la intención de mejorar la  experiencia del empleado en su paso por la empresa. Pero, ¿qué puede hacer tu compañía para no quedarse atrás en la guerra de reclutación de ‘talento? Aquí te dejamos 4 formas de empezar a utilizar el Social Recruiting.

1. Sourcing

Según un estudio de Jobvite, solo el 4% de los departamentos de RRHH no utilizan las redes sociales en sus procesos de reclutamiento. Sin embargo, más de un cuarto de los recruiters afirma que tienen problemas a la hora de conseguir nuevos candidatos. Algunos consejos para lograr una tasa de respuesta más alta son:

  • Contacta con ellos a través de sus emails personales. Muchas veces, el problema no es el mensaje, sino el lugar en el que lo difundes. A día de hoy los emails siguen logrando un 85% de porcentaje de respuesta.
  • Personaliza el mensaje.
  • No hables sobre lo que necesitas, habla sobre lo que les puedes ofrecer. ¿En qué mejorará la carrera profesional de tu candidato si trabaja contigo?
  • Realiza escucha activa para comprobar quiénes están interesados en trabajar en tu compañía?

Datos sobre social recruiting

2. Atracción de talento

Si quieres posicionarte como una compañía atractiva para posibles nuevos trabajadores, es imprescindible que te crees una imagen de buen empleador. Cuanto más saben las personas acerca de la compañía en las primeras fases del proceso de selección, mejor será su predisposición a trabajar en ella. Es importante crear una buena estrategia de employer branding que le otorgue a la empresa una buena reputación como lugar de trabajo. Entran en juego muchos factores:

  • Opiniones online.
  • Boca a boca en comunidades profesionales.
  • Historias que la empresa cuenta sobre sí misma en su web, RRSS…
  • Información contada en las ofertas de trabajo.
  • Historias de los empleados.
  • Experiencias de candidatos y empleados.

3. Reputación online

Presta especial atención a la experiencia de los candidatos en el proceso de reclutamiento para evitar ganar una mala reputación online. Hoy en día es muy frecuente que las empresas abran procesos de selección en varios portales de empleo y luego se olviden de ellos. Los candidatos contactan con la empresa y no vuelven a saber nada de ella, o el proceso se queda parado a medias y no llega a cerrarse.

4. Sé transparente y participativo

  • Sé transparente durante todo el proceso.
  • únete a grupos de reclutamiento y employer branding en redes sociales como Facebook y LinkedIn.
  • Sé participativo en tus RRSS.
  • Participa en conferencias: comparte, aprende, realiza networking y contribuye.

Hoy en día si quieres encontrar el mejor talento para tu empresa, es imprescindible que tú mismo salgas a buscarlo. Los mejores trabajadores tienen tantas posibilidades profesionales que debes ofrecerles un valor diferencial si quieres que terminen trabajando en tu compañía. El social recruiting es una de las mejores formas atraer al mejor talento. Eso sí, no te olvides que una vez dentro debes saber fidelizarlos. Y para lograrlo, puedes contar con la ayuda de Net&Market.

comentarios sobre este articulo


Artículos Relacionados