Los expertos en recursos humanos sostienen que solamente con un buen ambiente laboral, las empresas pueden mejorar y progresar. Un trabajador que está contento y motivado con su trabajo es mucho más productivo, lo que suele terminar traduciéndose en más beneficios para las empresas. Lograr un buen ambiente laboral, es más fácil de lo que puedes imaginar, pues muchas veces pequeños cambios que no supongan grandes inversiones pueden propiciar grandes mejoras.

Hoy te queremos mostrar 4 formas de conseguir mejorar el ambiente laboral en tu empresa. Estos cambios que te proponemos son sencillos, pero si se logran implementar, serán perdurables en el tiempo. Con ellos, mejorarás la gestión de tu equipo humano y construirás con ellos y entre ellos, relaciones mucho más “sanas”. ¿Empezamos?

¿Cómo conseguir mejorar el ambiente laboral de tu empresa?

1. Gánate la confianza de tus trabajadores escuchándoles: si quieres que tus trabajadores se sientan una parte importante de la empresa y estén motivados, no hay nada mejor que escucharles. Es importante que estés abierto a escuchar tanto los elogios como las críticas, pero también las propuestas. El trabajador es el que mejor sabe qué funciona bien en la empresa y qué no, además de que puede tener interesantes ideas sobre cómo solucionarlo. Realiza una escucha activa a través de canales específicamente dedicados a ello y felicítales por sus buenas ideas. Si haces sentir a tus trabajadores que son partes fundamentales del equipo, el ambiente laboral mejorará. Una plataforma de comunicación interna como puede ser una red social corporativa puede ser una herramienta sencilla y eficaz para lograr que tus empleados se sientan escuchados.

2. Muestra transparencia: en una época como la actual, es fundamental que te muestres transparente con tus empleados. Para que haya un ambiente laboral positivo, debe haber una buena comunicación y la información debe fluir. Es importante que ese flujo de información no sea unidireccional, sino que debe haber feedback: debes saber transmitir información a tus trabajadores. Muestra transparencia y comunica tanto aquello que te preocupa como los éxitos conseguidos. Callarse las cosas u ocultarlas, termina generando un muy mal ambiente laboral, rumores y falsas alarmas. Ya lo hemos dicho, pero tanto en este punto como en el anterior, utilizar una herramienta gratuita como Net&Market, puede ser de lo más beneficioso. A través de ella puedes mejorar la comunicación entre tus trabajadores y potenciar el sentimiento de pertenencia, algo que se revertirá en beneficios para tu empresa.

Un buen ambiente laboral es sinónimo de productividad

3. Facilita la conciliación laboral y familiar: si el trabajador tiene problemas personales causados por el trabajo, irá a su puesto de mal humor y eso se notará en su productividad. Trata de favorecer lo máximo posible su conciliación y el trabajador te lo agradecerá con un buen trabajo. Hoy en día, existen diversas fórmulas que puedes utilizar y que te ayudarán en este punto. Por ejemplo, la mayoría de personas tienen en su hogar tanto un ordenador como una buena conexión, por lo que si lo necesitan, ¿por qué no permitirles trabajar desde casa? Además establecer un horario flexible de entrada y salida puede ser también muy favorable. Por ejemplo, si tienen niños pequeños y necesitan llevarlos a la escuela, puede que necesiten entrar un poco más tarde. ¿Por qué no? Ten en cuenta que si su trabajo y su rendimiento son positivos, estas pequeñas concesiones serán tan beneficiosas para ti como para ellos.

4. Fomenta el compañerismo y el respeto: si quieres una oficina con un buen ambiente laboral, es importante que los compañeros se lleven bien entre sí. El objetivo no es que sean grandes amigos, pero sí que se genere un ambiente de respeto y el compañerismo nunca deben perderse. Habilitar zonas de esparcimiento, ayudará a este fin. No hace falta grandes presupuestos e instalaciones, sino que juntarse delante de una simple máquina de café puede ayudarles a distraerse un rato, a la vez que desarrollan su relación.

Como has visto, no se necesitan realizar grandes cambios para fomentar un ambiente laboral favorable. Realizar pequeñas acciones puede hacer que nuestros trabajadores vayan con una sonrisa a sus puestos de trabajo y eso se note en su rendimiento. Los ambientes laborales serios y encorsetados, hace tiempo que dejaron de dar buenos resultados. Así que, ¿por qué seguir usando fórmulas del pasado con trabajadores del presente?

 

comentarios sobre este articulo


Artículos Relacionados