Es común el afirmar que una empresa es tan buena como lo son sus empleados. Sin embargo, está clásica afirmación puede dar hoy mucho más de sí. Y es que la reputación de una marca depende directamente de sus propios trabajadores. Actualmente son los nombres propios los que nos atraen, aquellos que han sabido labrarse una buena marca personal. Si una empresa cuenta con uno o varios de esos trabajadores, el éxito está asegurado.

La marca personal del empleado: un temeroso deseo

El mundo laboral está cambiando, pero sigue lleno de contradicciones. Por una parte a los trabajadores se les pide más independencia, que sean capaces de desarrollarse y crecer profesionalmente por sí mismos. Por otra, los dirigentes de las empresas suelen temer que este desarrollo independiente del trabajador motive su salida de la empresa.

Es decir, las empresas quieren un buen desarrollo de la marca personal de sus trabajadores debido a los beneficios que para ellas tiene. El problema es que muchas veces no lo utilizan por miedo a que un buen trabajador se convierta en una estrella y abandone la organización.

No existe una fórmula mágica que evite que un trabajador abandone una empresa, sin embargo hay algo que funciona muy bien: conseguir que el trabajador se sienta una parte importante de la empresa. Cuando un empleado ve que tiene esa independencia al realizar su trabajo, siente que su empresa confía en él. Cuando además la empresa le ayuda a crear y potenciar su propia marca personal como parte fundamental dentro de la organización, la satisfacción del empleado aumenta.

La marca personal de tus empleados, una forma de diferenciar a tu empresa

Razones para potenciar la marca personal de tus empleados

  1. Puedes beneficiarte de su propia marca personal: estos empleados estrella te pueden ayudar a conseguir más clientes y trabajadores. Dentro de tu sector de actuación es normal que ellos sean muy conocidos y tengan una buena reputación que sean capaces de transmitir a la empresa. Habrá empresas que quieran contar con sus servicios y otros profesionales que quieran trabajar junto a ellos. Sin duda, tú serás el primer beneficiado.
  1. Tu marca será más humana: el personalizar una marca, hace que el cliente se sienta más identificado con ella. Los sentimientos que nos transmite una persona o un grupo de personas no son los mismos que los que una marca o empresa nos hace sentir. Con esto no queremos decir que tu empresa deba girar en torno a una única persona. Debes potenciar la marca personal de tus trabajadores para que lo primero que vea y sienta un cliente al acercarse a tu empresa sea un grupo de trabajadores satisfechos.
  1. Mejoras su productividad: el trabajador estará más motivado dentro del ámbito laboral, lo que mejorará su productividad. Tu empleado notará que tú te preocupas por potenciar su marca personal y convertirle en un buen trabajador, lo que hará que quiera realizar un buen trabajo para tu empresa.
  1. Puedes ganarte una mala imagen: actualmente son muchas las empresas que cuidan y potencian la marca personal de sus empleados. El negarte a hacerlo por los motivos que sean, te pueden crear una mala reputación dentro del mundo laboral. Además, muchas veces es imposible negarse a esta natural evolución dentro del sector. No puedes prohibir que tus trabajadores tengan redes sociales o creen un blog. Lo que debes hacer es potenciarlo todo lo que puedas, pues tú mismo te acabarás beneficiando.

En Net&Market te ayudamos a potenciar la marca personal de tus trabajadores, creando una red social corporativa en la que te mantengas en contacto directo con todos y cada uno de ellos. A través de ella podrás potenciar tu imagen de marca e impulsar la marca personal de tus trabajadores. No hay mejor embajador de marca que un empleado satisfecho. ¿Por qué no lo pruebas?

 

comentarios sobre este articulo


Artículos Relacionados