¿Alguna vez te has parado a pensar en la trayectoria de tus empleados por tu compañía? Hoy queremos hablar de un concepto que nos resulta muy interesante y que está llamando la atención de los ejecutivos de recursos humanos en todo el mundo. Se trata del employee experience, es decir, la percepción que tiene una empleado de una organización durante su estancia en ella. Esta empieza la primera vez que el candidato se pone en contacto con la compañía a través de una aplicación de trabajo o una entrevista y termina cuando la abandona. Esta percepción puede ser buena o mala y se forma a través de numerosos factores que a veces son difíciles de controlar, pero que tienen un gran impacto en los actos y pensamientos de los empleados.

¿Por qué es tan importante el employee experience?

Hace algunas décadas nadie se preocupaba de lo que un empleado pudiera pensar o sentir acerca de su empresa. Todo el poder estaba en manos de los jefes, la gente necesitaba un trabajo para poder sobrevivir por lo que las quejas de los descontentos se quedaba en un pequeño círculo de familiares y amigos. Sin embargo, las cosas han cambiado mucho y muy rápido. La llegada de nuevas generaciones, la aparición de la web 2.0., además de otros factores han conseguido que la fuerza de trabajo actual tenga mucho más poder en sus manos de la que tuvieron sus padres. Las nuevas generaciones están mejor formadas, tienen más opciones y sus motivaciones laborales van más allá que las de tener estabilidad y un salario alto. Hoy en día, los empleados buscan una interacción con la marca similar a la que buscan los consumidores, es ahí donde nace el employee experience. Las empresas tienen que pasar de crear lugares de trabajo a los que los empleados tienen que ir, a desarrollar lugares en los que quieran permanecer. No podemos olvidar que los millennials ya suponen más de la mitad de la plantilla en muchas empresas y que estos son conocidos por tratarse de la generación menos comprometida, por lo que la guerra de atracción y retención de talento está en pleno apogeo. ¿La solución? Empecemos a aprovechar el employee experience.

Los 3 componenentes del employee experience

Jacob Morgan, el autor de “The future of work” ha simplificado el concepto de employee experience en la siguiente ecuación.

Los 3 pilares del employee experience

  • Entorno físico: los expertos han confirmado que la configuración y el diseño de los espacios de trabajo influyen de manera crítica en la productividad y bienestar de los empleados. Se debe optar por entornos de trabajo flexibles con espacios comunes que facilitan el intercambio de información. Además estos espacios deben ser tranquilos para concentrarse mejor. Estas cuestiones, además de otras cuantas impactan de forma directa en el día a día de los empleados, reducen el estrés y previenen enfermedades.
  • Entorno tecnológico: al hablar de entorno tecnológico nos estamos refiriendo a todas las herramientas que los empleados utilizan para hacer sus trabajo. Estos van desde dispositivos como los portátiles y móviles al software y las apps que empleamos cada día. La tecnología es el sistema nervioso de una organización, por lo que es lógico afirmar que tiene un gran impacto en el employee experience. Los empleados esperan trabajar con tecnología intuitiva y rápida que no ralentice sus tareas. Además, los millennials requieren cada vez más la integración de tecnología móviles a la hora de trabajar. ¡Tenlo en cuenta!
  • Entorno cultural: se trata de uno de los elementos más importantes a la hora de diseñar el employee experience, ya que la cultura corporativa de una empresa puede tanto motivar como agotar a los empleados. Son muchos los factores que engloba, como el comportamiento de los líderes, el ambiente que se respira al entrar en una habitación, el salario y los beneficios que ofrece un puesto, los objetivos y estrategia de la compañía… En resumen, el entorno cultural influye en todos los aspectos que a pesar de no ser físicos, se pueden percibir.

5 estrategias para el employee experience

Existen algunas buenas prácticas que las organizaciones pueden llevar a cabo para crear experiencias positivas y efectivas en los empleados. Aquí os dejamos las que nos han resultado más interesantes.

  • Personalización. Consiste en encontrar un equilibrio entre las necesidades de la compañía y las características únicas de los individuos que trabajan en ella. Muchas compañías buscan maneras de que sus empleados logren desarrollarse social y profesionalmente en sus puestos de trabajo. Esto puede darse por ejemplo, a través del aprendizaje personalizado.
  • Transparencia. Los empleados quieren saber qué está ocurriendo en la empresa y cómo su trabajo está contribuyendo en los objetivos de la misma. Una buena manera de demostrar transparencia puede ser a través de una plataforma social como Net&Market, en donde los empleados puedan mantener un feedback con los altos cargos, recibir información útil sobre la empresa y establecer diálogo entre los diferentes departamentos.
  • Simplicidad. Muchas compañías tienen problemas a la hora de adaptarse a las nuevas tecnologías, lo que hace que el flujo de trabajo sea más complejo, ya que ha supuesto un cambio en los procedimientos y en la toma de decisiones. En las organizaciones debe primar la simplificación de los esfuerzos, y se deben eliminar todos aquellos procesos que no añadan valor para crear un ambiente de trabajo positivo.
  • Autenticidad. Resulta imprescindible alinear el employee experience a los valores y cultura de la organización. Estas pueden demostrar valores corporativos de muchas maneras, desde el diseño físico de las oficinas hasta la organización de eventos corporativos.
  • Feedback. Mantener una comunicación bidireccional con los empleados en donde la información fluya libremente es un factor determinante a la hora de crear compromiso en tus empleados. Además, prestar atención a lo que tus empleados dicen pueden ayudarte a ganar insight de la empresa, descubrir ideas innovadoras y mejorar la productividad.

Crear un buen employee experience requiere de pocos esfuerzos en comparación con los grandes beneficios que puedes obtener. Ha llegado la hora de crear un viaje para tu empleado, uno que nunca quiera que termine.

 

comentarios sobre este articulo


Artículos Relacionados