En otras ocasiones ya os hemos hablado del Employee Advocacy, una estrategia empresarial cada vez más conocida en España y que puede tener grandes beneficios para vuestra empresa. Si habéis decidido finalmente crear una estrategia de employee advocacy en vuestra organización, seguro que tenéis dudas sobre a quién y cómo dirigirla. Antes de realizar un plan es necesario conocer a aquellas personas más predispuestas a convertirse en embajadores, pero ¿cómo podemos identificar a esos employee advocates?

Puedes clasificar a tus empleados en función de cómo de activos sean en redes sociales. Cada empleado se encuentra en un nivel diferente; algunos de ellos están habituados a interactuar en redes sociales, mientras que a otros será más difícil incluirlos en la estrategia, ya que no tienen los conocimientos necesarios para ello.

Para convertir a tus empleados en employee advocates, hay que empezar identificando lo siguiente: ¿Cuentas ya con algún embajador? ¿Quiénes son tus detractores? ¿Quiénes entre tus empleados son más activos en RRSS? ¿Quién es más susceptible de convertirse en un influencer?

Los nueve niveles de madurez social de los empleados

Aquí tienes una gráfica sobre cómo clasificar a tus empleados, según su actividad en social media. Aunque la realidad es más compleja que esto, es una buena manera de hacernos una idea de en qué lugar se encuentra cada uno y qué camino hay que seguir para entrenarlos en el camino del employee advocacy.

Tipologías de los employee advocates

Tipos de Employee Advocates

 

  • Empleados inactivos: no tienen mucha presencia online. Normalmente cuentan con un perfil de Linkedin incompleto y un escaso número de contactos. Sin embargo, puede que sean más activos en otras plataformas como Facebook e Instagram.
  • Networkers: este tipo de employee advocates suele ser más activo en LinkedIn, pero no en más plataformas profesionales. Muchos equipos de ventas B2B pertenecen a esta categoría.
  • Conectores: tienen una larga lista de contactos en LinkedIn y siempre conocen a alguien que pueda ayudar con un problema concreto. Conectan a unas personas con otras sin esperar nada a cambio por ello.
  • Participadores: este grupo todavía es bastante nuevo en social media y aún cuentan con una red pequeña. Sin embargo, son curiosos y activos a la hora de comentar y compartir contenido.
  • Difusores: tienen un mayor potencial social. Han empezado a aventurarse a compartir el contenido de otras personas en sus redes. Muchas compañías implementan herramientas para el employee advocacy con contenido “aprobado por la marca”, para que pueda ser compartido sin la necesidad de formar a los empleados.
  • Colaboradores: conforme la red de contactos va creciendo se empiezan a apreciar algunos cambios en las tendencias de comportamiento. Estos usuarios divulgan menos contenido pero aprecian más el feedback. Además, formulan sus opiniones y buscan escuchar a otros.
  • Entusiastas: tienden a ser unos employee advocates muy activos. Crean su propio contenido y dan su opinión. Sin embargo, suelen tener una red de contactos relativamente pequeña. Los millennials suelen encajar en este perfil ya que, aunque cuenten con muchos amigos, su red profesional sigue siendo bastante limitada. Es importante vigilar a este grupo con cuidado. Los entusiastas que no estén contentos con su trabajo en una compañía pueden causar problemas, mientras que los que están involucrados en el proyecto son potenciales brand advocates.
  • Líderes de pensamiento: este grupo engloba a los expertos profesionales, como pueden ser directores de marketing, consultores de ventas, etc. Cuentan con mucha credibilidad, aunque posiblemente no sean muy activos debido a la falta de tiempo. Puesto que están involucrados y tienen autoridad, este grupo tiene el potencial de diferenciar a tu organización de los competidores creando contenido que atraiga audiencias digitales.
  • Influencers: grupo de networkers altamente activo y creadores de contenido. Las redes sociales forman parte de su rutina diaria, son considerados influyentes en su campo y son capaces de atraer clientes. Asegurate de que estén involucrados con la compañía, dales oportunidades, busca su feedback y promueve su contenido.

Si quieres ampliar información sobre los 9 niveles de madurez social de los empleados puedes consultar el artículo original.

Como ves,son muchos y muy diferentes los tipos de employee advocates que existen. Idealmente, una empresa debería contar con algún representante de todos ellos para asegurarse una gran estrategia de employee advocacy, llena de feedback y diferentes opiniones. Ha llegado el momento de buscar dentro de tu empresa quiénes serán tus embajadores de marca. ¿Lo tienes claro ya?

comentarios sobre este articulo


Artículos Relacionados