Los empleados motivados están más contentos, trabajan mejor y son más productivos. Todo esto se traduce en un doble beneficio: tanto la empresa como los trabajadores están más satisfechos y felices.

Muchas personas piensan que para incentivar a los empleados lo más importante es el dinero. No podemos negar que el salario es un punto importante en la ecuación, pero no es el único. De hecho, los millenials prefieren trabajar en proyectos interesantes y que les permitan un desarrollo profesional antes que un salario fijo a final de mes.

Algunas formas de motivar a los empleados más acordes con estas nuevas generaciones pueden ser la flexibilidad en los horarios, un buen ambiente laboral, el reconocimiento del trabajo bien hecho, la autonomía y la posibilidad de progreso.

Motivar a tus empleados para mejorar la productividad y el engagement.

7 formas de motivar a tus empleados

    1. Reconoce sus logros. Comunica a tus empleados cuándo hacen bien su trabajo. Este feedback los mantendrá satisfechos y alentará sus ganas de mejorar.
    2. Dales opciones de desarrollo profesional. Una persona que está estancada en el mismo puesto desde años posiblemente haya perdido toda la ilusión por el trabajo que realiza. Es importante promocionar a los empleados cuando haya llegado el momento para mantener vivo el engagement.
    3. Ofrece las herramientas necesarias para que cumplan sus funciones. ¿Buscas aumentar la productividad? Entonces este elemento es clave. Ofrece equipos en buen estado, así como las herramientas que tus empleados precisan. Así podrán centrarse en su trabajo en lugar de perder tiempo averiguando en cómo hacerlo.
    4. Diles qué esperas de ellos. Una buena comunicación es clave a la hora de alentar la motivación. La comunicación bidireccional entre la dirección y la plantilla es uno de los principales conductores del buen ambiente laboral.
    5. Permite horarios flexibles. En una realidad en la que que la línea divisoria entre el trabajo y la vida personal se difumina, el trabajo flexible contribuye a una mayor productividad entre los trabajadores. Permite la adaptación de las horas de trabajo a las necesidades de tu personal.
    6. Autonomía para realizar su trabajo. Al sentir que confías en que realizarán su trabajo, estos rendirán más y mejor.
    7. Ofrece entrenamiento continuo. Los millenials buscan desarrollar sus habilidades y promocionarse profesionalmente. Ofréceles retos continuos y nuevas tareas para que se sientan realizados.

Existen otras formas de motivar a tus empleados además del dinero. Muchas de ellas son tareas sencillas y rápidas de implantar. ¿A qué estás esperando?

 

 

 

comentarios sobre este articulo


Artículos Relacionados